Blog

Armoniom canta

Placer para unos, hobbie para otros, sueño por el que luchar de algunos, usado incluso como método desestresante… no es necesario ser un profesional de la canción para disfrutar de todos los beneficios que supone liberar la propia voz y cantar. En cualquier lugar y en cualquier momento.

Una canción o varias, tararear o cantar a viva voz, un par de minutos o durante horas…  a continuación los beneficios de cantar:

  • Mejora el estado de ánimo. Cantar ayuda a segregar endorfinas en el organismo que, en gran cantidad, producen sensaciones positivas y placenteras y, por eso, mejora el humor y el bienestar que se siente.
  • Tranquiliza y desestresa. Y no sólo por la liberación de endorfinas sino porque el hecho de cantar desplaza el foco de atención de las preocupaciones diarias que ocasionan malestar y ansiedad, así se liberan las tensiones.
  • Refuerzo del sistema inmunológico. El estrés es uno de los factores que daña las defensas del cuerpo. En consecuencia, si disminuyen los niveles de estrés, como hemos señalado en el punto anterior, se refuerza el sistema inmunitario, al erradicar unas de las variables que lo dañarían.
  • Ayuda a los bebés. Cantar a los bebés en su cuna les puede ayudar a conciliar el sueño y, en general, a mejorarles el estado de ánimo. Tal como comentábamos en líneas anteriores, gracias a las endorfinas que se segregan no sólo al cantar sino al escuchar.
  • Es un ejercicio aeróbico con todas las mejoras que ello conlleva. Al cantar, aumenta la oxigenación de pulmones y en sangre (ya que se emplea más aire que únicamente al hablar o respirar) y, por eso, mejora el estado general del organismo.
  • Se optimiza la respiración. Los seres humanos sabemos respirar. Y hemos aprendido a respirar y hablar de forma sincronizada sin dificultades. Ahora bien, el hecho de cantar implica mayor esfuerzo y oxígeno, por eso es necesario regular y adaptar los procesos de inspiración y espiración del aire.
  • Mejora la postura corporal. Debido al uso del diafragma al cantar, localizado en el centro del torso, casi de forma automática el cuerpo se endereza sin ser casi conscientes de ello. Los profesionales del canto, por su parte, sí que controlan la postura corporal y la correcta colocación del diafragma.
  • Puede actuar como proceso educativo. Muchos niños y jóvenes aprendieron inglés u otros idiomas, más fácilmente que en la escuela y de forma natural, cantando canciones en otros idiomas diferentes al castellano. Asimismo, cantar puede potenciar la memoria, por ejemplo recordando letras de canciones e incluso cantando el abecedario, las tablas de multiplicar…
  • A solas, cantar puede ayudar a mejorar la autoestima y la confianza en uno mismo.
  • En compañía, cantar actúa como un excelente cohesionador de grupo, sólo hay que pensar en el buen ambiente que se respira en los karaokes.
  • Todo el mundo puede cantar. Independientemente de su género, edad, condiciones físicas, habilidades vocales…


PEQUEÑAS CURIOSIDADES

  • La forma del cráneo de una persona es la que determina la fisonomía y el tamaño de la garganta / laringe que es la cavidad que actúa como caja resonadora al cantar y que determina el sonido que se emite.
  • Cantar de forma “correcta” (con afinación, ritmo, musicalidad…) en muy pocos casos es un don. En la inmensa mayoría de las personas es una capacidad aprehendida, no innata.
  • Muchísima gente adora cantar en la ducha y es porque las paredes normalmente lisas de los baños (en tanto que espacios cerrados) actúan como una cavidad sonora que mejora la calidad del sonido y, por lo tanto, suena de mejor manera.
  • Se pueden cantar canciones, tararear, susurrar melodías, cantar mantras, cantar om (más información en este post sobre Om), cantar las lecciones del colegio para memorizarlas, rapear, cantar oraciones…
  • Se podría decir que ya desde la prehistoria y el inicio de las civilizaciones, las investigaciones han descubierto como las danzas, y los cantos, jugaban un papel importante en las sociedades de la época.

Y tú… ¿te animas a cantar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *